viernes, 5 de febrero de 2010

EL PEZ ARCO IRIS

"Al final, sólo se quedó con una escama brillante para él.
¡Había regalado todas las demás! ¡Y era feliz!
¡tan feliz como jamás lo había sido!..."
Gracias, Azucena, por repetir en nuestros viernes de cuento.